domingo, 22 de noviembre de 2009

El verdadero nuevo orden de la Matrix

Dependemos de unas pocas compañías que poco a poco van estrujándonos como a esponjas marinas. Tantos sistemas de control y esclavitud, tantos abusos. Nos someten para que nos prostituyamos y colaboremos en guerras contra otros seres humanos y contra la naturaleza.
En el problema está la solución, y tarde o temprano todos estos abusos se volverán a favor de los ciudadanos cuando nos organicemos, en lugar de cabrearnos y romperlo todo. Si la gente hace igual que con el software libre, podemos hacerlo con todo: Medios de comunicación libres, elecciones libres, banca libre, energía libre...
Hay mucho paro, sin embargo al organizamos, podemos crear cooperativas, como en cierto modo es el sistema del software libre.
Puede que llegue un momento en el que tengamos dos opciones:
1 Luchar unos contra los otros para quedarnos con los pocos trozos de pan que quedan para sobrevivir.
2 Organizarnos para cultivar el trigo y fabricar el pan para todos.
Los gobiernos nos han demostrado que han fracasado. Y al igual que el chapapote del Prestige lo limpiaron miles de voluntarios por iniciativa propia. Las democracias las vamos a limpiar sin derramar ni una gota de sangre. Uniéndonos para que cada uno entregue lo mejor de sí mismo.

1 comentario:

María J. Roldán dijo...

Me encantaria que fuera así que compartieramos y que fueramos inteligentes y prácticos para hacer lo que propones, que por otra parte es la única salida.Vamos a ver si entre todos